El puente del Burgo
Uno de los monumentos más representativos del ayuntamiento es el Puente del Burgo, el mismo está representado en su escudo. El puente que tenemos hoy es de época medieval, en concreto se podría clasificar en la Baja Edad Media, con posteriores restauraciones. La última en el año 1992 hecha por la Escuela Taller “Ponte do Burgo”.

Un total de 11 arcos de medio punto con duelas de cantería, algunos de ellos del puente original y otros reconstruídos, en concreto los originales están situados en el centro y en el margen de la Barcala. Aunque la longitud del puente pudo ser superior. Hecha en granito, a día de hoy es peatonal. En la unión del puente con Cambre aún se conservan restos del pavimento que se dejó a la luz durante la restauración, así como desagües por donde se evitaba la acumulación de agua, localizados en la parte central del puente.

En la margen cullerdense se puede apreciar un sillar con escudos, reproducción de los originales guardados en la vecina Iglesia de Santiago del Burgo. Se corresponde con escudos de las familias nobles Andrade y Moscoso, que data de finales del siglo  XIV, y representa un relieve conmemorativo de la construcción del puente o de la reconstrucción de la misma patrocinado por Fernán Pérez de Andrade.

Este puente si pudiera hablar podría contar muchas historias de los cientos de años que lleva construído, una de las más interesantes fue su destrucción durante la Guerra de la Independencia en el siglo  XIX. En enero del año 1809 los británicos, comandados por Sir John Moore, emprendían la retirada hacia las islas escapando del ejército francés. La misión era llegar hasta la ciudad de A Coruña, lugar acordado de donde partirían los navíos de retorno. Moore dió orden de volar el puente para ganar algo de tiempo a los franceses, puesto que esta era a puente para cruzar la ría más cerca de la ciudad Coruña. A pesar de este hecho, las tropas francesas comandadas por el mariscal Soult  solventaron el problema y se produjo días más tarde la Batalla de Elviña, en la que el comandante británico quedaría herido de muerte. Los dos bandos consiguieron su propósito, los ingleses embarcar hacia su casa y los franceses tomar la ciudad.

Caminar por ella es caminar por la historia, desde Templarios a Generales británicos, pasando por piratas, esta ponte tan querida en el ayuntamiento es un símbolo del pasado, y nos hace recordar y rememorar que estamos grabados en la historia.

Donde:
Paseo de la ría del Burgo (paralelo a Rúa Templarios)

Coordenadas:
43°18’55.9″N 8°21’37.2″W
43.315536, -8.360324