Ermita de San Cosme
En la parroquia de Sésamo encontramos la ermita de San Cosme, emplazada en un alto. A sus pies, el Valle de Veiga, esta ermita está situada en el antiguo castro, del que hoy en día se pueden intuir los muros defensivos y algunos muros de casas circulares.

En la ladera de la montaña la ermita de San Cosme da testigo del paso del tiempo. Construida en el siglo XII, de estilo románico originalmente, fue remodelada en el siglo XVII y  XVIII. En este siglo XVII sufre también al verse relegada por la nueva Iglesia de San Martiño, construida en una zona más baja.

A día de hoy nos presentan una cabecera románica rectangular, diferenciada de la nave, con una ventana en el exterior con pequeñas columnas con motivos animales y pequeñas  arquivoltas, además de canzorros. En el interior un arco triunfal da paso al altar, con bóveda de cañón y arcos de medio punto. Estos arcos están apoyados en columnas con capiteles con motivos vegetales.

Una visita a un entorno natural, con restos del pasado y zona con parrillas, en el que cada primer domingo de agosto, se puede disfrutar de la tradicional romería con la que la Ermita toma vida, y recibe las imágenes de San Cosme y San Damián trasladadas desde la Iglesia de San Martiño.

Un punto en el que la edad prehistórica, promedio y moderna se encuentran en uno mismo lugar.

Donde:
Rúa de San Cosme
15199 Sésamo

Coordenadas:
43°16’37.9″N 8°23’14.9″W
43.277202, -8.387466