Historia y geografía
Historia

La presencia humana en ayuntamiento de Culleredo comienza desde hace muchos siglos. Dan buena cuenta de eso las mámoas, restos megalíticos que nos recuerdan las tradiciones funerarias, que encontramos en Monte Xalo y en los montes de Zapateira, mismo si habla de caminos megalíticos. Estos elementos nos transportarían a hace más de 4.000 – 6.000 años de antigüedad.

Los castros también dejaron su huella en nuestro ayuntamiento, como el de Sésamo, elmejor para su estudio, pero sin olvidar el de Alvedro, Orro o Rutis. También la romanización dejó su legado.

Ya en la Edad Media, en el siglo XII, y siguiendo las indicaciones del historiador del ayuntamiento de Culleredo y experto en temas templarios Carlos Pereira, El Burgo vivió un momento de esplendor con el llamado Burgo de Faro, que estuvo motivado por el abandono de la ciudad de A Coruña hacia un lugar más seguro por motivo de las invasiones. Constituyó un núcleo urbano medieval importante, donde estuvieron asentados los Templarios, y propiedades del Monasterio de Sobrado y del Arzobispado de Santiago. El chamado Camino de Faro a Santiago, tendría a su salida en este núcleo. Se recibían barcos con mercancías y peregrinos del Norte, y fue protegido por monarcas hasta comienzos del siglo XIII, donde la ciudad de A Coruña comienza a resurgir y O Burgo entra en declive hasta que en 1312 se retiran los Templarios. En esta época se construye una buena cantidad de iglesias que heredamos hoy. Siguiendo en el siglo XIV encontramos los primeros documentos en los que figura la Torre de Celas.

Durante los siglos posteriores se produjeron las invasiones inglesas y francesas, llevando consigo partes del Puente Medieval del Burgo entre otros desastres. Se reforman algunas iglesias y se construyen otras nuevas. 

Además en los siglos XIX y XX Culleredo se convierte en lugar de vacaciones y de residencia para la burguesía e hidalguía, nombres como el de Juan Lembeye o Sofía Casanova entre otros, aparecen en la memoria del ayuntamiento. Llegan las nuevas infraestructuras, como el camino de hierro o el aeropuerto, las nuevas industrias como la fábrica de la Cros.

Hoy en día Culleredo es un ayuntamiento que mira al futuro, siempre con una mirada en su historia, conocerse para poner en valor toda la cultura y patrimonio que tiene para ofrecer.

Mirando al futuro
Geografía

El ayuntamiento se localiza al sureste de la ciudad de A Coruña, con la que limita en el extremo noroeste marcando el Puente Pasaxe la frontera entre estos dos ayuntamientos, mientras que por el Oeste encontramos el Ayuntamiento de Arteixo, al Noreste Oleiros, al Este Cambre y al Sur Carral, A Laracha y Cerceda. Todos pertenecientes al área de influencia de la ciudad de A Coruña.

Culleredo está fuertemente marcado por la ría que lleva el nombre de una parroquia del lugar, O Burgo, y por el conjunto montañoso que cierra el ayuntamiento por el sur, el Monte Xalo, aunque también los Montes de la Zapateira marcan un contraste geográfico. Una sucesión de riachuelos van salpicando el ayuntamiento y vierten sus aguas a los principales ríos, el río Mero que forma la ría y el río Valiñas afluente del anterior. Destaca el Trabe, con un paseo fluvial, o el Rego das Xesteiras, con una fantástica ruta en la que deleitarse con la naturaleza y etnografía. El valle de Veiga salpica Culleredo, dotando al mismo de un color especial. 

Una de las mayores riquezas del municipio es conjugar a la perfección un área urbana en la que lugares como O Burgo, Vilaboa, Fonteculler o la Corveira destacan; y otra parte más ligada al rural con las parroquias de Almeiras, Culleredo, Sésamo, Orro, Celas, Castelo, Ledoño, Sueiro y Veiga. Sabiendo sacar las mejores ventajas de los servicios en el urbano y la tranquilidad de áreas más naturales y tradicionales. De este modo, la arquitectura que se presenta en Culleredo viene muy marcada por esta dualidad urbano-rural.

Culleredo es un ayuntamiento en crecimiento continuo, la población del ayuntamiento está rondando los 30.000 habitantes. Un dato que nos hace estar orgullosos del buen ambiente que se respira en el ayuntamiento que hace que cada día más personas decidan venir y formar parte de nosotros.

Descarga el folleto